La Oferta

May 23, 2024

Venezuela exigirá en la Celac que Ecuador devuelva a México al exvicepresidente Jorge Glas

Foto de archivo del presidente de Venezuela Nicolás Maduro. EFE/ Miguel Gutiérrez

Caracas, 15 abr (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, adelantó este lunes que el martes, durante la reunión virtual extraordinaria de mandatarios de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), exigirá que Ecuador devuelva a México al exvicepresidente Jorge Glas, detenido tras haber sido sacado a la fuerza de la Embajada mexicana en Quito.

“Venezuela va a exigir que Ecuador le devuelva a México al exvicepresidente Jorge Glas, se le otorgue el asilo político y regrese a México para recuperarse físicamente”, dijo el mandatario durante su programa semanal de televisión.

Señaló que la detención de Glas, sobre quien pesa una orden de prisión preventiva por un caso de presunta corrupción por el que está actualmente procesado, causó “una conmoción mundial” por tratarse de un “asalto fascista” por parte de la Policía de Ecuador.

“A Glas lo golpearon, lo patearon, lo sacaron amarrado, lo torturaron, es una barbarie (…) para resolver este asunto, Ecuador tiene que reponer la situación a su instancia original, otorgar el asilo político y permitir que Jorge Glas sea protegido por México como lo establece el derecho internacional”, prosiguió.

Asimismo, aseguró que la irrupción policial en la sede diplomática mexicana fue un plan del presidente ecuatoriano, Daniel Noboa, que contó con el respaldo de Estados Unidos.

“No toman una decisión sin consultar a la embajada gringa la barbarie que cometió Noboa, de asaltar violentamente -de manera fascista- la Embajada de México, contó con el apoyo del Gobierno de los EE.UU., del Comando Sur, del Departamento de Estado”, denunció.

Los líderes de la Celac se reunirán de forma virtual el martes para tratar este incidente, por el que México presentó una denuncia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en la que pide suspender a Ecuador de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hasta que ofrezca una disculpa pública por allanar su sede diplomática.