La Oferta

May 23, 2024

López Obrador promete ayuda a Jorge Glas tras una carta del ex-vicepresidente de Ecuador

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habla durante su conferencia de prensa matutina este lunes en el Palacio Nacional de la Ciudad de México (México). EFE/Mario Guzmán

Ciudad de México, 18 abr (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, prometió este jueves protección al exvicepresidente de Ecuador (2013-2017) Jorge Glas, quien está preso en aquel país y envió una carta para pedir ayuda al mandatario mexicano, al colombiano, Gustavo Petro, y al brasileño, Lula Da Silva.

“La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) va a establecer comunicación con la Cancillería en Brasil, en Bolivia, con otros países para cuidar la salud de Glas y resolver su protección, su derecho de asilo”, expuso el mandatario durante su rueda de prensa matutina.

López Obrador respondió a una carta que le leyó una periodista escrita a mano por Glas, detenido el 5 de abril tras el allanamiento de la Embajada de México en Quito.

En la misiva, que está fechada el 15 de abril y que el gobernante mexicano dijo no haber recibido aún, el exvicepresidente asegura que “está en la peor prisión de Ecuador” y que se encuentra en “huelga de hambre”.

El exfuncionario, quien según la reportera mandó la carta a través del expresidente colombiano Ernesto Samper (1994-1998), agradeció también el asilo que la Embajada mexicana le otorgó y pidió ayuda, pues aseguró que en Ecuador “hay una persecución brutal contra todos los progresistas, la ayuda internacional puede hacer algo”, agregó.

Al respecto, López Obrador comentó que, durante la reunión del pasado martes entre ministros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), convocada de manera extraordinaria por la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, se trató “ampliamente” el tema de Glas.

“Ahí precisamente Lula retoma una propuesta del presidente de Bolivia, Luis Arce, para cuidar la salud de el exvicepresidente de Ecuador y se plantea el regreso al estado anterior a la toma de nuestra Embajada, es decir, que se le regrese a nuestra Embajada o se le dé el nuevo conducto para regresar o venir a México o a cualquier otro país”, explicó.

El gobernante mexicano señaló que, a la par de esta petición, sigue firme que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) resuelva la demanda que México hizo por los hechos en Ecuador.

“Nosotros lo que queremos es que resuelva la Corte Internacional de Justicia, porque hubo una violación flagrante a nuestra soberanía y al derecho internacional”, insistió.

En ese sentido, reafirmó que resolver la situación de Glas no detendrá su denuncia ante la CIJ.

“Eso no va a detener nuestra denuncia. O sea, son cosas distintas. Nosotros ya acudimos al tribunal de justicia internacional y vamos a pedir que se sancione a las autoridades, al Gobierno de Ecuador”, zanjó.

La polémica empezó tras el allanamiento de la Policía en la Embajada de México el 5 de abril para llevarse al exvicepresidente Glas, resguardado ahí desde diciembre ante un proceso de corrupción.

Y ha crecido porque un tribunal de Ecuador declaró el viernes pasado la detención de Glas dentro de la sede diplomática como ilegal y arbitraria, aunque quedó encarcelado al tener pendiente de purgar la condena por el caso Sobornos y por asociación ilícita en el caso Odebrecht.