Saturday, January 18, 2020

México traerá de regreso avión presidencial desde EE.UU. tras fallida venta

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, observa en una pantalla el avión presidencial que se envió a EE.UU. para su venta durante su rueda de prensa matutina este martes, en el Palacio Nacional de Ciudad de México (México). EFE/ Mario Guzmán

México, 14 ene (EFE).- El Gobierno de México traerá de vuelta el avión presidencial que se envió a Estados Unidos ya que no se concretó su venta, y se relanzará el proceso de enajenación de la aeronave, informó este martes el director del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), Jorge Mendoza.

En la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, Mendoza explicó que desde diciembre de 2018 la aeronave, un Boeing 787, ha permanecido en instalaciones de la compañía fabricante en Victorville, California, para su preservación y mantenimiento.

Refirió que en junio de 2019 la Oficina de Transparencia de la ONU identificó 42 potenciales compradores de 16 países, y que en julio, 12 de ellos manifestaron interés en la aeronave.

Once de los potenciales compradores fueron invitados a presentar propuestas económicas, lo que hicieron seis de ellos, de los que la ONU seleccionó a dos que presentaron posturas por encima del avalúo de 130 millones de dólares.

“Sin embargo, hasta el momento ninguna de las posturas ha prosperado en la formalización de la compraventa”, expuso Mendoza.

Por ello, el Gobierno va a relanzar el esfuerzo de venta, y el avión será devuelto al territorio mexicano una vez que se complete su certificación de aeronavegabilidad en una fecha aún no determinada.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ofrece su rueda de prensa matutina este martes, en el Palacio Nacional de Ciudad de México (México). EFE/ Mario Guzmán

La aeronave quedará bajo resguardo de la Fuerza Aérea y será exhibida para su venta a un solo comprador o a una sociedad, o bien para su renta, refirió el funcionario.

Indicó que Banobras compró el avión en 2012 a un costo de 218 millones de dólares, equivalentes a 2.900 millones de pesos de la época (unos 154 millones de dólares a precios actuales), y lo arrendó al Gobierno federal.

Al cierre de 2019 se han gastado en el pago de deuda más intereses 1.833 millones de pesos (96,5 millones de dólares) y queda un remanente de pago de 2.724 millones de pesos (143,4 millones de dólares) de 2020 a 2027.

“Si llegamos a vender la aeronave al precio de avalúo es suficiente para pagar el saldo del Gobierno federal con Banobras, y el resultado de esta operación liberaría 2.724 millones de pesos (unos 144 millones de dólares) para ejercerlos en proyectos prioritarios”, abundó.

Por su parte, López Obrador dijo que preferiría que empresas mexicanas adquirieran el avión y que ya hay una propuesta de vender 12 acciones a igual número de compañías.

“La venta nos va a permitir tener recursos para comprar equipos que hacen falta en hospitales: rayos x, tomógrafos, ambulancias, solo por hablar de necesidades de salud”, indicó.