Saturday, October 16, 2021

Los turistas siguen deambulando por el centro de San Juan pese a cuarentena

Unos turistas caminan este jueves por el sector de Condado en San Juan, Puerto Rico. EFE/Jorge Muñiz

San Juan, 19 mar (EFE News).- El centro de San Juan, lugar habitual de concentración de turistas, es el escenario actualmente de playas clausuradas y el deambular de turistas despistados -o no- que ignoran que Puerto Rico está en cuarentena para evitar la propagación del COVID-19, del que hay ahora seis casos positivos.

Es específicamente en el sector de Condado donde la mayoría de los visitantes ignoran la Orden Ejecutiva establecida por la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, de resguardarse en sus respectivos hoteles, y se pasean para conocer la zona, comer o buscar algún artículo en los supermercados o farmacias, que es lo único abierto.

La gobernadora, de igual manera, impuso el pasado 15 de marzo un toque de queda en la isla, entre las nueve de la noche y las cinco de la mañana.

TURISTAS SE VEN OBLIGADOS A REGRESAR

Por esta decisión, el paseo por Condado y las vacaciones para el matrimonio canadiense de Sharon y Tony Moren tuvieron que reducirse.

Según contó la familia Moren a Efe, la pareja llegó a Puerto Rico el 1 de marzo con la intención de quedarse hasta el 5 de abril. Sin embargo, debido a la restricción de vuelos federal adelantaron a este jueves su regreso a Ottawa, Canadá.

“Hay que contener esto. Es necesario. No puedes tomar medidas a medias para combatir esto, sino que sean a un cien por cien”, afirmó Sharon a Efe.

Contó que después de que llegó el crucero Costa Luminosa al puerto de San Juan el 8 de marzo y con ello un matrimonio italiano que dio positivo al COVID-19, la pareja canadiense decidió alejarse del Viejo San Juan.

LOS TURISTAS RESPALDAN LA DECISIÓN DE CUARENTENA

Vista de una cinta de aviso de “Área restringida” puesta este jueves en la playa del sector de Condado en San Juan, Puerto Rico. EFE/Jorge Muñiz

Jared Olejniczak, un estadounidense residente en el estado de Wisconsin que también se paseaba por Condado con su hijo Elijah, de 10 años, dijo a Efe que aplaudía la decisión de la gobernadora del toque de queda y de establecer una cuarentena general.

“Entiendo por qué lo hacen. Y estoy agradecido de que estén tomando las medidas de que más personas no se enfermen”, afirmó en la calle Olejniczak, quien llegó a la isla el 13 de marzo y saldrá el sábado.

PLAYAS Y PISCINAS EN HOTELES CLAUSURADAS

Las playas, así como las piscinas en los hoteles, han sido clausuradas.

No obstante, en ocasiones los turistas desafían esta advertencia y deciden caminar por la orilla o bañarse en la playa, algo que logra impedir la Policía, que les entrega una hoja con el aviso oficial de que no deben acudir a estas áreas.

“Vinimos a disfrutar del tiempo cálido, pero ahora pasamos mucho tiempo en el hotel, viendo la televisión y Netflix. Ya no podemos hacer otra cosa”, detalló Olejniczak.

El estadounidense lamentó que la pandemia ocurra en momentos en que en algunas zonas de Estados Unidos aún hace frío.

GOBIERNO COMPRA MÁS PRUEBAS PARA DETECTAR LA ENFERMEDAD

Una pareja descansa en un banquillo este jueves por el sector de Condado en San Juan, Puerto Rico. EFE/Jorge Muñiz

Por otro lado, el Gobierno local ha ordenado este jueves la compra de 200.000 pruebas rápidas para detectar el COVID-19, según informó la gobernadora Vázquez, quien anunció la creación de un grupo de trabajo médico para atender la emergencia sanitaria y que estará compuesto por catedráticos de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Otra medida aprobada para aliviar el bolsillo del consumidor ha sido la de eliminar el impuesto de venta de algunos artículos higienizantes y alimentarios.