Saturday, October 16, 2021

Australia endurece los requisitos a las inversiones extranjeras por el COVID-19

Surfistas en Currumbin Alley en la Costa de Oro, Australia. El Gobierno de Australia ha anunciado restricciones aún más estrictas en torno a las reuniones sociales y ha impulsado paquetes de estímulo, en un intento por contener el coronavirus e impedir sus efectos en la economía. EFE

Sídney (Australia), 30 mar (EFE).- El gobierno de Australia endureció temporalmente los requisitos que afectan a las inversiones extranjeras para mitigar el fuerte impacto en su economía provocada por la pandemia del COVID-19.

El jefe de la oficina australiana del Tesoro, Josh Frydenberg, señaló este lunes durante una entrevista en el canal Sky News, que “como medida de precaución, todas las propuestas de inversión extranjera que sean examinadas estén sujetas a mi aprobación”

Los cambios, anunciados por Frydenberg el domingo en un comunicado y que estarán en vigor de manera indefinida hasta el fin de la crisis del COVID-19, abarca a todas las inversiones extranjeras en el país sea cual fuera el monto y además extiende el período de revisión de las solicitudes de 30 días a un plazo máximo de seis meses.

El primer ministro australiano, Scott Morrison habla en una rueda de prensa sobre los datos de la epidemia del coronavirus y las medidas para frenar el contagio. en Camberra, Australia. EFE

Frydenberg matizó que Australia no congela las inversiones y sigue abierta a los negocios que “sean de beneficio a los intereses nacionales” en estos tiempos de crisis por el COVID-19, mientras que el país oceánico ha detectado hasta el momento 4.093 personas infectadas y 16 muertes relacionadas con este virus.

“No queremos conductas depredadoras”, indicó el jefe del Tesoro australiano en otra entrevista al canal público ABC, al referirse a la vulneabilidad de las empresas a raíz de la crisis.

Aunque el ministro negó que las medidas apunten directamente a China, anteriormente el gobierno australiano bloqueó adquisiciones por parte de empresas del gigante asiático al considerar que atentaban contra sus intereses nacionales en un contexto de una relación bilateral tensa por diferencias políticas e ideológicas.