Friday, October 22, 2021

Madres mexicanas se saltan la cuarentena para exigir la búsqueda de sus hijos

Madres del colectivo de Fuerzas Unidas Por Nuestros Desaparecidos en México (FUNDEM) protestan en caravana, desde sus vehículos, por la desaparición de personas en el país, este domingo, en la ciudad de Saltillo, en el estado de Coahuila (México). EFE/Miguel Sierra

México, 10 may (EFE).- A pesar de que las autoridades mexicanas exhortaron a la población a quedarse en casa en este Día de las Madres, grupos de mujeres desafiaron este domingo el confinamiento por la pandemia para exigir la búsqueda de sus hijos desaparecidos como hacen cada 10 de mayo.

“La pandemia que tenemos no es la peor, la peor es la de desaparecidos. ¿Cuántas personas han muerto por esta enfermedad y cuántos desaparecidos y feminicidios hay todos los días?”, dijo a Efe Patricia, cuyo hijo forma parte desde 2011 de los más de 60.000 desaparecidos en México.

El COVID-19, que lleva 3.353 fallecidos y 33.460 enfermos confirmados, obligó a suspender la marcha anual de madres de personas desaparecidas, pero un grupo de unas 30 mujeres se concentró de todas formas en el Monumento a la Madre de la capital con cubrebocas inscritos con el mensaje “¿Dónde están?”.

LA CUARENTENA NO FRENA SU DEMANDA

Las autoridades pidieron a las familias mexicanas no reunirse para evitar contagios y celebrar desde la distancia el Día de las Madres, pero las mexicanas que buscan a sus hijos no tienen esta opción.

Madres del colectivo de Fuerzas Unidas Por Nuestros Desaparecidos en México (FUNDEM) protestan en caravana, desde sus vehículos, por la desaparición de personas en el país, este domingo, en la ciudad de Saltillo, en el estado de Coahuila (México). EFE/Miguel Sierra

Para Patricia, salir a la calle este 10 de mayo es más importante que nunca porque hay que exigir que “no se pare la búsqueda” a pesar de la crisis sanitaria.

Según datos oficiales, México acumula 61.637 personas desaparecidas, la mayoría entre 2006 y 2019, además de 37.000 fallecidos pendientes de identificar.

“No me importa que no haya marcha, de todas formas iba a venir aquí a recordar, más que nada”, explicó por su parte Irma, cuyo hijo fue secuestrado en 2012.

LA ONU PIDE SEGUIR LAS BÚSQUEDA

En la misma línea que las madres, la ONU pidió este domingo a las autoridades mexicanas continuar durante la pandemia de COVID-19 la búsqueda de víctimas de desaparición forzada en el país, aunque aplicando las medidas sanitarias necesarias para evitar contagios de coronavirus.

“En el actual contexto de la pandemia por COVID-19, la búsqueda de las personas desaparecidas y las investigaciones deben continuar a través de acciones puntuales que no violen las medidas de protección de la salud”, expresó en un comunicado el Sistema de las Naciones Unidas en México.

UN DÍA DE LAS MADRES ATÍPICO

Madres del colectivo de Fuerzas Unidas Por Nuestros Desaparecidos en México (FUNDEM) protestan en caravana, desde sus vehículos, por la desaparición de personas en el país, este domingo, en la ciudad de Saltillo, en el estado de Coahuila (México). EFE/Miguel Sierra

El Día de las Madres es una fecha casi sagrada en México desde que comenzó a celebrarse en 1922. Desde entonces, cada 10 de mayo las familias se reúnen y hacen regalos a madres y abuelas.

No obstante, este año, por primera vez, las autoridades exhortaron a los ciudadanos a no visitar a sus madres para evitar la propagación del COVID-19.

En localidades de todo el país se cerraron los cementerios, para que la ciudadanía no fuera a visitar a sus madres fallecidas, así como pastelerías y floristerías con el objetivo de evitar festejos y aglomeraciones.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, pidieron a través de un video a los ciudadanos festejar esta jornada desde la distancia y dedicaron a las madres mexicanas la canción “Amor eterno” de Juan Gabriel.