Saturday, October 23, 2021

Latinoamérica tiene bases para adoptar medicina personalizada, dicen expertos

Ciudad de México,10 jul (EFE).- Revolucionar la atención médica hacia un esquema digital, personalizado y basado en datos es posible y necesario para los sistemas de salud de Latinoamérica siempre y cuando aprovechen el conocimiento médico, la tecnología y mejoren la recolección y el uso de datos, coincidieron este jueves expertos.

Durante la presentación del Índice de Medicina Personalizada de América Latina, especialistas en la región debatieron sobre las diferentes áreas de oportunidad que tienen los países respecto a los diversos desafíos que enfrentan los sistemas de salud.

Bogi Eliasen, director del Instituto de Estudios del Futuro de Copenhague (CIFS), señaló que para transformar estos sistemas “es muy importante saber a dónde queremos ir, pero necesitamos saber dónde estamos”.

Es por ello que, dijo, son indispensables herramientas como el índice presentado hoy, pues es un documento que busca generar puntos de referencia y aprendizajes que impulsen la evolución de los sistemas de salud de la región, por medio de la planificación basada en datos.

Eliasen puntualizó que “tenemos muchos elementos para transformar los sistemas de salud, pero no alcanza a todos en América Latina”.

Especialmente, dijo, se ha avanzado en cuanto al uso de tecnologías y la recopilación de datos, pero es necesario hacer esto más accesible estos datos y sacarles provecho para poder tomar decisiones.

También recalcó que es imprescindible mejorar la infraestructura y que los tomadores de decisiones vean a la salud como una inversión y no como un gasto.

Emilio Santelices Cuevas, exministro de Salud en Chile, coincidió en este punto y abundó que para generar esta transformación es necesario basarse en datos fiables y que abarquen a un gran número de población.

“No es posible un diseño y planificación si no se tiene definido que tenemos que construir organizaciones que se conducen desde los datos”, afirmó.

El índice, que está compuesto por 33 indicadores diferentes divididos en cuatro categorías, mostró los avances que tienen 10 países latinoamericanos.

Los resultados se basan en evidencia real de los sistemas de salud de 10 países latinoamericanos: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Perú y Uruguay.

En el caso de México, la nación se posicionó como el cuarto lugar del índice, situándose como uno de los países de la región con mejores condiciones para integrar e impulsar en el futuro a la medicina personalizada desde un abordaje preventivo, diagnóstico y terapéutico más efectivo para cada paciente.

ENFRENTAR DESAFÍOS

Rubén Torres, rector de la Universidad Isalud de Buenos Aires en Argentina, señaló que los países de la región tienen avances importantes en sus sistemas, pero aún presentan inconvenientes.

“Entre ellos están la falta de conversación y de consolidación de los datos en una fuente única”, manifestó.

Refirió que tienen el desafío y, al mismo tiempo, la fortaleza de que son sistemas que hablan en un solo idioma, y por ello deben tomar en cuenta datos regionales “que ayuden más fuertemente para toma de decisiones políticas”.

Asimismo, dijo, algunos países tienen el reto de que sus líderes políticos presentan soluciones basados en datos “que no tienen sustento y eso no es benéfico para la población”.

María Clara Horsburgh, directora de Asuntos Médicos en Roche Centro América y el Caribe, destacó que la importancia de la colaboración entre instituciones pues destacó que el desafío de la medicina personalizada es tan grande “que ningún sector puede abordarlo por su cuenta”

“Es necesario colaborar entre todos, el sector privado es una pieza fundamental y ha sido motor de innovación durante muchos años”, aclaró.

Finalmente, Martha Herrera Olaya, directora ejecutiva de la Fundación Colombiana para Enfermedades Huérfanas, destacó la importancia de tener sistemas de salud integrales, además de que se incluya el financiamiento a nuevas tecnologías para mejorar la atención en salud y dirigirse a una medicina más personalizada.