Tuesday, September 28, 2021

Se desbordan en 2021 las muertes de indocumentados en la frontera con México

Agentes de la Patrulla Fronteriza (CBP) patrullan la valla fronteriza en el sector de Tucson, Arizona. EFE/Paula Díaz/Archivo

Tucson (AZ), 26 jul (EFE News).- Durante el presente año, las muertes de indocumentados se han incrementado considerablemente en la frontera entre Estados Unidos y México, y junio fue un mes particularmente letal para los migrantes en estados como Texas y Arizona.

Constantemente las autoridades locales en las comunidades fronterizas reciben llamadas de residentes y rancheros que encuentran dentro de sus propiedades cuerpos sin vida de inmigrantes que fallecen en su intento por internarse en territorio estadounidense.

“En este preciso momento estamos recibiendo una llamada sobre otro cuerpo que acaba de ser descubierto, el número 59 desde enero”, dijo a Efe Benny Martínez, alguacil del condado fronterizo de Brooks, Texas.

En ese condado las muertes de migrantes se han incrementado en cerca de 200 % frente a las 20 que se habían reportado en el mismo periodo del año pasado. La cifra ya superó también el total de 34 muertes registradas durante todo 2020.

El incremento en el número de fallecimientos es tan grande que amenaza con llegar o incluso superar los 129 decesos registrados en 2012, el año más mortal para los migrantes en el registro del condado de Brooks.

Las causas de las muertes son muy diversas. En Texas algunos migrantes mueren ahogados cuando tratan de cruzar el Río Grande, mientras que otros fallecen por el esfuerzo sobrehumano que hacen al caminar largos días en el desierto tratando de evitar ser detectados por la Patrulla Fronteriza.

Esto, sumado a las altas temperaturas, agrava las condiciones para los migrantes, poniéndolos en peligro de muerte.

Martínez indicó que el sistema de emergencia 911 constantemente recibe llamadas de migrantes que se encuentran extraviados o de personas que no saben nada de sus familiares.

“Estoy viajando con mi hermano, estamos perdidos, estamos en el desierto, mi hermano acaba de morir”, es solo un ejemplo de las llamadas al 911 que cita el alguacil.

En este caso los hermanos originarios de México viajaban con un grupo de ocho migrantes. Caminaron varios días sin agua ni comida. De pronto todos se separaron; solo los hermanos permanecieron juntos.

Hasta ahora, el alguacil indicó que la gran mayoría de los cuerpos que han sido encontrados son de hombres.

Cada vez que un cuerpo es encontrado el lugar es procesado por la oficina del alguacil. Se toman fotografías y se registran las huellas dactilares del cuerpo con la intención de identificarlo.

MES LETAL PARA LOS MIGRANTES

En junio pasado, se reportó en el condado de Brooks el descubrimiento de 16 cuerpos, un considerable incremento en comparación con los cuatro que fueron hallados en junio de 2020.

Mientras tanto, en el desierto de Arizona fueron recuperados los restos de 43 migrantes en junio, tres veces más que los 14 encontrados en el mismo mes del año pasado.

De acuerdo con el grupo Fronteras Compasivas, entre enero y junio del 2021 se han registrado un total de 127 fallecimientos en la frontera de Arizona con México. A ese paso se teme que se puedan superar las 227 muertes de migrantes registradas el año pasado, la cifra más alta en más de una década.

Por su parte la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) dijo a Efe que los traficantes de humanos exponen a los migrantes a duras travesías, y con engaños ponen en peligro sus vidas.

De acuerdo con cifras de CBP, durante el inicio del presente año fiscal en octubre del año pasado y hasta finales de mayo de 2021, la agencia federal reporta 203 muertes de migrantes a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

Los sectores de la frontera de Texas registran en conjunto el mayor número de fallecimientos, con un total 148.

La Patrulla Fronteriza, que forma parte de la CBP, reportó un total de 250 fallecimientos de migrantes a lo largo de la frontera con México en el pasado año fiscal 2020.

Mientras tanto, el cruce de indocumentados no cesa y durante el presente año fiscal han sido arrestados más de un millón de migrantes a lo largo de la frontera, superando las más de 600.000 detenciones registradas durante el mismo periodo del pasado año fiscal.

“Me temo que las muertes seguirán. Es urgente que ambos partidos políticos (Demócrata y Republicano) trabajen para encontrar un solución”, finalizó Martínez.