La Oferta

May 21, 2022

El Jazz suena mejor que el triple-doble de Jokic

Imagen de archivo de Donvan Mitchell de los Jazz de Utah. EFE/EPA/ETIENNE LAURENT

Redacción Deportes, 16 ene (EFE).– El serbio Nikola Jokic sumó un triple-doble más a su actuación en la temporada, pero en esta ocasión el resultado cayó del lado de Donvan Mitchell y los Jazz de Utah, en una jornada de domingo en la NBA, en la que el pivot dominico estadounidense, Karl-Anthony Towns acabó con unos Golden State Warriors, sin su estelar Stephen Curry.

NUGGETS 102- JAZZ 125

Nikola Jokic logró un triple-doble por segunda noche consecutiva, su noveno de la temporada y el 66 de su carrera, pero esto no evitó que sus Denver Nuggets cayeran derrotados 102-125 frente a los Utah Jazz, liderados por su estelar Donovan Mitchell, este domingo en la NBA.

El actual Jugador Más Valioso de la NBA, registró 25 puntos, 15 rebotes y 14 asistencias, para ser el líder indiscutido de los Nuggets.

Mitchell, como de costumbre sacó su habilidad ofensiva y lideró con 31 puntos, cinco rebotes y cuatro asistencias, al conjunto de Utah.

El pivot francés, Rudy Gobert tuvo una gran actuación por los ganadores, al anotar 18 unidades y recuperar 19 rebotes.

TIMBERWOLVES 119- WARRIORS 99

El jugador de origen dominicano Karl-Anhony Towns no perdonó la ausencia de Stephen Curry y este domingo logró un doble-doble de 26 puntos y 11 rebotes, para encabezar la victoria de los Minnesota Timberwolves 119-99 sobre los Golden State Warriors.

Towns fue el pilar que sostuvo al conjunto de Minnesota, en un duelo donde Anthony Edwards y D’Angelo Russell, llamados a tener desempeños estelares, tuvieron nueve y siete unidades, respectivamente.

Jordan Poole lideró a los Warriors en la ausencia de Curry, sumando 20 puntos y Jonathan Kuminga coló 19 desde el banco para los dirigidos por Steve Kerr.

Klay Thompson, quien aún se encuentra tomando su ritmo, tras casi tres años de ausencia en el tabloncillo de la NBA, se acreditó 13 unidades, en 22 minutos de acción, anotando 3-8 desde el triple.

PISTONS 103 – SUNS 135

Devin Booker anotó 30 puntos y los Phoenix Suns cumplieron con lo esperado, al derrotar este domingo a los Detroit Pistons, en la NBA.

Los Suns, quienes temprano en el partido perdieron al pivot Deandre Ayton, por un esguince de tobillo, tuvieron en JaVale McGee y Cameron Payne, ambos con 20 puntos, como el complemento perfecto para Booker en el ataque.

El veterano Chris Paul encestó 10 puntos, repartió seis asistencias y tomó seis rebotes en 27 minutos de juego, para los Suns.

Cory Joseph, con 21 puntos, sacó la cara por el conjunto de Detroit, que continúa sumido en una difícil temporada.

KINGS 112- ROCKETS 118

Christian Wood logró un doble-doble de 23 puntos y 14 rebotes, para que los Houston Rockets se impusieran (112-118) ante los Sacramento Kings.

Los Rockets, quienes tuvieron a seis jugadores con 10 o más puntos en el encuentro, tuvieron en Kevin Porter Jr., quien se fue con 23 unidades y siete asistencias, a su segunda espada de ataque en el partido.

El veterano Eric Gordon sumó 15 tantos y siete asistencias, para contribuir con el segundo triunfo en los últimos tres encuentros de los Rockets.

Buddy Hield, quien ha sido parte de los rumores de cambios en la NBA, encestó 27 puntos para ser el máximo anotador en el partido.

Imagen de archivo de Nikola Jokic (c) de los Nuggets. EFE/ Phillip Kim

102-125: Nuevo triple-doble de Jokic no fue suficiente ante Mitchell y Jazz

Redacción Deportes, 16 ene (EFE).- El pivot serbio Nikola Jokic logró su noveno triple-doble de la temporada, pero esto no fue suficiente para evitar que sus Denver Nuggets cayeran derrotados por 102-125 frente a los Utah Jazz, liderados por su estelar Donovan Mitchell, este domingo en la NBA.

Jokic, actual Jugador Más Valioso de la NBA, registró 25 puntos, 15 rebotes y 14 asistencias, para ser el líder indiscutido de los Nuggets, sumando su segundo triple-doble en noches consecutivas.

El pivot serbio, quien lanzó de 18-10 desde el campo, incluyendo dos triples en cinco intentos, con el triple-doble de este domingo, alcanzado ante los Jazz, contabiliza 66 en su carrera en la liga, siendo el cuarto que más rápido alcanza esta cantidad en la historia de la NBA.

Mitchell, a pesar de haberse metido en problemas de falta, al cometer dos en los primeros cinco minutos del encuentro, mantuvo la estabilidad de su juego y como de costumbre sacó su habilidad ofensiva para concluir con 31 puntos, cinco rebotes y cuatro asistencias, para ser el líder encestador de los Jazz.

El pivot francés, Rudy Gobert, fue otro que tuvo una gran actuación por los ganadores, al anotar 18 unidades y recuperar 19 rebotes, siendo un factor importante en ambos lados de la cancha.

El conjunto de Denver, contó además con Aaron Gordon, quien concluyó con 20 puntos, siete rebotes y seis asistencias, mientras el argentino Facundo Campazzo, se fue con dos tantos, un rebote y una asistencia en casi 19 minutos en cancha.

El Jazz suena mejor en la primera mitad

Los Nuggets iniciaron el encuentro con una corrida 8-0 en los primeros dos minutos y medio del partido y se mantuvieron 15-8 en los primeros cuatro, con Aaron Gordon llevando la voz cantante, con nueve unidades.

Los de Utah, que tuvieron a su estrella Donovan Mitchell con problemas de falta, al cometer dos en los primeros minutos del juego, respondieron con una corrida 8-3, que lideró la combinación de Bojan Bogdanovic y Rudy Gobert, acercándose en el marcador 16-18.

Desde este punto, Jordan Clarkson tomó las riendas de los Jazz anotando 12 unidades, al encestar 3-4 desde la línea de tres puntos, entre ellos un triple cuando restaban 1.3 segundos para terminar estos primeros 12 minutos del partido, dándole la ventaja 33-37 a los dirigidos por Quin Snyder.

En el segundo cuarto, los de Utah continuaron mostrando un efectivo ataque, distribuido por Mike Conley, en el que desarrollaron una corrida 12-3 en los primeros cinco minutos de este tiempo, en el que se vio a Jokic y otros jugadores de Denver reclamar faltas a los árbitros.

Con el marcador 38-47, Jokic entró nuevamente en acción, anotando dos puntos, luego asistiendo a Monte Morris para un disparo de tres puntos y a Gordon para dos puntos en la pintura, para acercar a su equipo (45-49).

Tras una clavada de Gordon, los de Denver se acercaron por dos puntos (53-55), pero apareció Mitchell anotando un triple que, fue seguido por otro disparo de dos puntos de Bogdanovic, que volvió a despegar a Utah en el marcador.

La primera mitad del juego terminó con ventaja de 10 puntos (58-68) para los de Utah, liderados por 15 puntos de Mitchell y 13 de Bojan Bogdanovic.

En esos primeros 24 minutos de acción Jokic ya enfilaba su segundo triple-doble consecutivo, al acumular 18 puntos, con seis rebotes y seis asistencias, siendo secundado por Gordon, quien hasta ese momento sumaba 16 unidades.

Lucha por regresar

Ya en el tercer tiempo del partido, los Nuggets se negaron a salir de la contienda por el triunfo y con un Jokic, en plan más de distribuidor y defensor, que ofensivo, sumando cinco puntos, cinco asistencias y cinco rebotes, jugando los 12 minutos del cuarto. En este los Nuggets ejecutaron una corrida 21-7 y los dirigidos por Mike Malone, tras una bandeja de Will Barton, quien recibió una falta en la jugada y encestó el tiro libre, tomaron la delantera (81-80), cuando restaban 3:27 por jugar.

Luego del empate, ambos equipos se mantuvieron en un intercambio de canastas y lideratos, que culminó cuando Mitchell, tomó el balón y anotó los últimos cuatro puntos del tercer tiempo, para dejar delante (88-91) al conjunto de Utah.

Los alcanzó el cansancio

Al iniciar el último cuarto del partido, los Nuggets, evidentemente desgastados por el esfuerzo de un duro tercer cuarto, factor que se sumó a sus partidos en noches seguidas, no pudieron seguirle el paso a los Jazz, que arrancaron con un rally 11-0, que puso prácticamente en el suelo las aspiraciones de los de Denver, que fueron superados ampliamente (34-14) en estos últimos 12 minutos, que definieron el encuentro.

Con esta victoria (102-125) los Jazz toman una bocanada de oxígeno, dejando atrás una racha de cuatro derrotas consecutivas.