La Oferta

April 18, 2024

Carmen Boullosa: Las letras son una forma de erradicar la violencia

La poeta, novelista, dramaturga y ensayista mexicana Carmen Boullosa, posa durante una entrevista con EFE el 13 de marzo de 2023, en la ciudad de Mérida, estado de Yucatán (México). EFE/Martha López

Mérida (México), 15 mar (EFE).– En América Latina, una región en donde muchos jóvenes se enrolan con el crimen organizado, la literatura podría ser una forma para erradicar la violencia, señaló en entrevista con EFE la poeta, novelista, dramaturga y ensayista Carmen Boullosa.

“En otras naciones, las letras son una forma para erradicar la violencia”, señaló la mexicana después de recibir el Premio Excelencia en las Letras José Emilio Pacheco 2023 en la XI edición de la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (FILEY) que se realiza del 11 al 19 de marzo en Mérida, al sur de México.

Para la poeta mexicana de 69 años, “los jóvenes no están locos. Si no tienen oportunidades de vida se enrolan con el crimen organizado, por desgracia ahí es donde ven la oportunidad de crecer”.

Para contrarrestar la violencia en México y Latinoamérica, la escritora consideró que “serviría una verdadera educación y oportunidades de vida para los jóvenes”.

Señaló que las situaciones de violencia en América Latina “donde vemos que los jóvenes se enrolan con el crimen organizado” inspiran historias, aunque reconoció que muchas veces “los jóvenes no tienen de otra (opción)”.

Coautora del libro “Una historia del narco: cómo Estados Unidos y México crearon conjuntamente la guerra contra las drogas en México”, junto con Mike Wallace, explicó que aunque en Latinoamérica surgen muchos autores, “en países como México hay pocos lectores, por eso estamos como estamos”.

LA IMPORTANCIA DE LEER

Boullosa habló de su sentir por el Premio Excelencia en las Letras 2023 y se dio tiempo para aconsejar a los jóvenes con deseos de escribir, pero que no se atreven. “Hay que leer, leer y leer”.

“Leer es importante y cuando sientan la llama interior tendrán las herramientas para escribir”, señaló la autora de “El libro de Ana”, “Texas”, “La novela perfecta” y “La otra mano de Lepanto”.

El premio lo dedicó a José Emilio Pacheco y a la nueva ola de jóvenes escritoras “de las lenguas de las Américas y la Península del otro lado del mar que vagan por voces distintas”.

La autora literalmente se escapó de los intelectuales, lectores, invitados y catedráticos de la Universidad Autónoma de Yucatán reunidos en el Centro de Convenciones Siglo XXI de Mérida y habló de otro tema que la apasiona: las mujeres.

Afirmó que “por suerte, ya no seguimos igual, pero todavía se registran casos de violencia. Ahora vemos que hay equidad, no como antaño que sólo los hombres tenían acceso a la educación”, dijo.

Puso como ejemplo su quehacer diario en las universidades. “Tengo la dicha de ver que la mayor parte de mis alumnos son mujeres”, precisó e hizo referencia a su abuela que vivía en una hacienda de Comalcalco que no fue a la escuela, “sólo los hombres iban a la escuela”.

“Mi mamá sí fue a la universidad, pero era muy raro, entonces no seguimos igual, pero falta muchísimo por recorrer sobre todo la conciencia y entender que estamos fundados sobre una inequidad-equidad de que la mujer es la que está ahí para servir a los demás”, aseveró.

La escritora mexicana, autora de más de 20 novelas y decenas de premios en España, Francia, Alemania y Estados Unidos, pidió a los padres de familia leer a los niños historias “en voz alta”.

“Conviertan al libro en un objeto apetecible, que entiendan que los textos están llenos de fascinación para que los niños se diviertan, disfruten, gocen y aprendan muchas cosas”, comentó.