La Oferta

July 20, 2024

Migración de Panamá sobre las atrocidades en Darién: “Todos los Estados somos cómplices”

Fotografía de archivo de la ministra de relaciones exteriores de Panamá, Erika Mouynes (i), y Samira Gozaine (d), directora de migración de Panamá. EFE/ Bienvenido Velasco

Ciudad de Panamá, 19 may (EFE).- Los países que “permiten” a los migrantes, especialmente los menores, exponerse a los peligros que implica cruzar la selva del Darién, la frontera natural entre Panamá y Colombia, son “cómplices” de esas situaciones inhumanas, dijo este viernes a EFE la directora de Migración de Panamá, Samira Gozaine.

“Hay relatos de gente que dice que las madres ponen los niños para que se ahoguen en el río porque pesa cargarlos, cuando (…) las colinas se vuelven muy tupidas y no pueden seguir, simplemente los abandonan a su suerte. Todos los Estados que permitimos que esto pase somos cómplices de esa realidad”, declaró Gozaine.

Los migrantes que atraviesan el Darién, uno de los pasos migratorios más peligrosos del mundo, se enfrentan a los riesgos naturales propios de una selva pero, además, muchos denuncian ser víctimas de violaciones, extorsiones y robos.

Esa selva que limita a Panamá y Colombia es usada desde hace años por migrantes procedentes de todo el mundo que se dirigen hacia EE.UU., muchos movilizados por redes transnacionales de tráfico de personas, en un negocio ilegal millonario.

Este año, solo entre enero y abril, más de 145.000 migrantes atravesaron la jungla, un número 6 veces superior al mismo periodo de 2022, que cerró con la cifra récord de más de 248.000 personas en tránsito.

La directora de Migración apuntó que en su última visita al Darién vio “niños recién nacidos de días” y escuchó historias de migrantes que aseguraban que cruzaron la selva “engañados”.

“Es hora de hablar de la parte fea de esta migración protegida. (Está) muy mal entendida, ya no es una migración por gente realmente huyendo de peores situaciones. Ellos dicen que si hubieran sabido la situación, no cruzaban”, añadió Gozaine.

También criticó, por una situación que le relató una “venezolana”, que en “Colombia las autoridades de los organismos internacionales le dan una pastilla porque va a ser objeto de una violación y para que no quede embarazada”.

“El crimen organizado nos ha ganado por las reglas del juego internacional y han hecho de esto un negocio tan rentable que no sabemos cuántas instituciones han permeabilizado”, apuntó la directora, que participó en el inicio de la XXXVII Asamblea Ordinaria del El Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino).

“Creo que hay que frenar esta migración desordenada e irregular que violenta los derechos humanos de los niños”, concluyó Gozaine, quien instó a los países a dialogar sobre el flujo migratorio.