La Oferta

June 13, 2024

Una “broma” que no debe suceder bajo ninguna circunstancia

A mi manera

Por Juan Carlos Valderrama

Nueva York, 17 abril 2023 – El líder religioso espiritual budista tibetano exiliado, el decimocuarto Dalai Lama, Tenzin Gyatso de 87 años pidió a un niño, literalmente, que chupara su lengua; el niño sólo se había acercado a él preguntándole si podía darle un abrazo, él lo abrazó y besó en los labios en un acto público y en presencia de adultos. El público aplaude y ríe, inmediatamente  el Dalai Lama señala su boca y saca su lengua, el niño se acerca saca su lengua, pero no tienen contacto.

En 1959, el líder religioso huyó hacia la India junto con miles de compatriotas de China, luchando por la libertad de su pueblo, el Tibet; oponiéndose sistemáticamente a la violencia, por lo que en 1989 obtuvo el Nobel de la Paz.

China lo considera como un peligroso separatista, un demonio, un terrorista porque defiende una autonomía real; autonomía significativa que demanda una autodeterminación del Tibet.

A su decir, a China le falta libertad de expresión, libertad de prensa, libertad y de información, entre otras libertades.

En 2018 habló en Holanda o Países Bajos con supuestas víctimas de abusos sexuales cometidos por maestros budistas tibetanos, reconoció que lo sabía desde 1993. La pregunta es: si sabía de estos hechos, ¿por qué se mantuvo en silencio, sin tomar acciones?

Hay que destacar que en folclore de la tradición tibetana se contempla sacar la lengua como señal de saludo, desvinculación y respeto, de acuerdo al Instituto de Estudios de Asia Oriental de la Universidad de California, Berkeley, pero no la de chuparla.

Las víctimas de abuso sexual no estarían tan de acuerdo que esto fue una broma, porque habría que destacar que la sexualizacioon de un niño por un adulto no es un tema de humor, chiste, sino de seriedad y respeto, no pretendamos normalizar estos comportamientos nunca.

Disculpas, excusas y lamentaciones de él no son suficientes, este video grabado el 28 de febrero, es polémico por decir lo menos, es inapropiado, indignante, perturbador, aberrante, repugnante, horrible para muchos; claro está que si fuera nuestro artista favorito besando en la boca a alguno de sus hijos seríamos más permisivos. Claro, usted dirá son sus hijos; sí, pero tampoco está bien. Habría que hacer un artículo completo con solo los nombres de los artistas que lo hacen, lo prometo.

Pienso que no habrá padres que no vean estas imágenes de videos con una pizca de indignación y preocupación, sabiendo por conocimiento de la cantidad de abusos sexuales a los que son sometidos niños y niñas, por diversos miembros jerárquicos y laicos de las diversas instituciones religiosas y de miembros de las familias.

Por más rango o nivel que tenga el Dalai Lama, pienso que ningún adulto hombre, mujer o de la comunidad LGBTQ+ debería pedir a un menor que le chupe la lengua, hay una gran diferencia entre sacar la lengua y pedir que te la chupen.

¿Usted qué opina? ¿es sólo burla, broma, un acto lúdico, violencia sexual, pedofilia, depravación, violación de los derechos humanos del niño? ¿son imágenes de juegos inocentes, son diferencias culturales nada más? ¿es nuestra morbosidad personal o es todo esto y más?

amimanerapublicaciones@gmail.com